viernes, 1 de noviembre de 2013

TERAPIAS ASISTIDAS CON CABALLOS-ESCENCIA Y FUNDAMENTO DEL ESTABLO TERAPEUTICO


                                TERAPIAS ASISTIDAS CON CABALLOS
Donde el caballo y su medio ambiente son los facilitadores terapéuticos de un equipo de profesionales de la salud humana, veterinaria, docencia y disciplinas afines.

Trabajamos desde el paradigma holográfico que nos muestra un mundo flexible y espontáneo por oposición al paradigma lineal donde todo se ve desde la lógica y la relación causa-efecto.

Compartimos la concepción holística de la persona; el ser humano concebido como la integración psico-físico-socio-espiritual.  Aquí se trata de comprender totalidades e interactuar con ellas.  Dejando fluir las dimensiones de la experiencia, si bien con una estrategia básica,. despojándonos de prejuicios y preconceptos para poder recibir lo que cada persona tiene para mostrarnos.  Estando disponibles y preparados para las infinitas posibilidades que nos presenta cada caso, día a día, nos basamos en:

 “ cada persona es un tesoro, único, irrepetible, que no ha de ser rotulado, con los nombres de síndromes o patologías, que aún,  partiendo de indicaciones o contraindicaciones, recibimos al tesoro, y a través de estas Terapias asistidas con caballos, buscamos cimentados en la ciencia, llevar a cabo:

∞ Experiencias interactivas que pueden realmente cambiar la estructura del cerebro.
∞ Nos basamos en un modelo de desarrollo, que conecta al niño con su nivel actual de funcionamiento, que trabaja con las características únicas de su sistema nervioso, y utiliza las experiencias interactivas intensivas que le permiten dominar nuevas capacidades.
∞ Una persona no es un PC, o un Autista, y aunque compartan con otra el mismo diagnóstico, hay más diferencias que similitudes: cada niño es una clase de uno mismo.
∞ Este modelo se basa en la habilidad de trabajar con las características del sistema nervioso de ese niño, basado en la unicidad, y no seguir un programa estándar diseñado para todos aquellos que tengan un mismo diagnóstico.
∞ Se deben comprender no solamente su biología, sino también como se relaciona con el mundo que lo rodea. Comprender estos patrones  hace que sea posible adaptar un tratamiento mediante los caballos a sus necesidades.
∞ Forjaremos juntos, una historia a su medida, en serio y no en serie, con sus identidades y particularidades.
∞ Hablaremos de desafíos a lograr.

(Compartiendo conceptos “El niño con necesidades especiales”  Greenpam, Wider y Simons)

El establo  terapéutico, es nuestro espacio holístico de salud, un consultorio al aire libre. Se transforma en un sistema dinámico, abierto, natural, plástico y en la interacción,  un abanico caleidoscópico espacio- temporal, de posibilidades multi-sensoriales de estimulación.
 La relación directa con el caballo y su medio ambiente nos permite conectarnos con nuestra esencia; con la atención consciente, aprendiendo la comunicación transparente y genuina a través de gestos, miradas, posturas y sensaciones, comunicación verbal y  no verbal, en diferentes niveles, consigo mismo, con el caballo, con lo que rodea, a través de la relación animal- animal, de amistad, de manada,  nuevas representaciones corticales, nuevas memorias, expresión de sus propias historias facilitadas por la común unión entre niño- caballo- terapeutas. Restaurando, reparando modulando la plasticidad inherente del sistema nervioso, despertares neuro-endócrinos, madurando, siendo impactados suave y armónicamente por un medio ambiente enriquecido, de la misma manera que las moléculas tienen diferentes conductas según el medio en que se hallen, como  mundos dentro de mundos, este medio, (el caballo y su hábitat) está enriquecido  cinéticamente por el caballo,  que es un cuerpo tridimensional de movimiento, fuente calor, masajes, vibración, ajustes musculares, regulación del tono, adquisición de habilidades, vínculo  de amistad.

Los niños que se nutren de esta actividad presentan cuadros que provienen del ámbito de lo genético, congénito, infeccioso, neuro- metabólico, traumático, y otros.
Para nosotros son seres que desean encontrar su manera personal de expresión y despliegue, desean la oportunidad de hacer brillar su diamante escondido.
 Entonces nos convertimos en facilitadotes dinámicos y espontáneos de tal expresión,  que ocurre a cada momento y no deja de sorprendernos.
No tomamos la patología como condicionamiento de nuestra actividad sino que miramos hacia delante, focalizados en el presente y teniendo como horizonte el desarrollo pleno de las potencialidades humanas.  Caminamos junto a cada persona montada sobre el caballo como acompañantes, compartiendo un recorrido multifacético que nos conduce al poder  de desplegar la libertad.

Trabajamos trans-disciplinariamente, todos en simultaneidad con la confianza plena que la combinación de conocimientos y  percepciones  da como resultado un equipo que representa una esencia nueva, donde el todo es más que la suma de las partes.

En la Fundación reconocemos el concepto de la unicidad de la vida, y tiene confianza en sus procesos, en la apertura a su gran misterio y establece un compromiso por su cuidado.

 Tenemos a flor de piel la emoción que es la fuerza unificadora entre mente y cuerpo, que conecta la mente consciente con la actividad corporal, la observación y la capacidad de asombro.

La empatía concebida como nuestra capacidad de percibir lo que le está sucediendo a otra persona se basa en el hecho de que nuestros cuerpos resuenan con otros cuerpos vivientes, niños, caballos, terapeutas:

                                           “ Yo escucho la voz de tu niño,
                                               en su dulce relincho melodioso 
                                      Así como yo me vuelvo uno de ellos,
                                               así como los caminos del Poder Supremo
                                              son bellos,
                                              así son los caballos,
                                              Cuando me vuelvo uno de ellos”



Dra. Graciela V. Bazzi
Counselor: Maria Jose Garda Ortiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario